Marcelo Ovadía

COMPARTIR+

MARCELO OVADÍA

Buenos Aires, Necochea

  • >ARTISTA PLÁSTICO

  • >MI WEB:

    Galeriauniversal.com.ar/marcelo

  • >TÉCNICAS UTILIZADAS:

    Acrí­lico, Oleo

  • >ESTILOS UTILIZADOS:

    Abstracto, Otro, Paisaje, Pop, Religión

NOMBRE:

E-MAIL:

TELÉFONO:

No llenar:

CONSULTA:

BIOGRAFÍA

SINTESIS DE TRAYECTORIA ARTISTICA

Cursó estudios en la Academia Municipal de Bellas Artes de la Ciudad de Necochea. Estudió dibujo y plástica en el Colegio Nacional "José Manuel Estrada" de la misma ciudad, Provincia de Buenos Aires.
Tercera mención y medalla en el "Concurso de Bocetos" para la creación de la Bandera del Partido de Necochea. Oct. 1984.
Se le otorgó diplomas por participar en las muestras colectivas de pintura de los salones anuales de arte "Angel I. Murga", durante 10 años consecutivos en Biblioteca Popular "Andrés Ferreyra" de Necochea.
Ha presentado decenas de exposiciones individuales de pintura, alguna de ellas junto a poetas y/o escritores .
Mención en el "Concurso de Poesía Ilustrada". Junín 2002.
Mención en el "1er Certamen Iberoamericano de Pintura 2002", su obra se expuso durante diez días en el Palais de Glace. Capital Federal 2002.
Participó en certamenes de murales a nivel provincial.
Mención en la "Bienal Regional de Arte de Bahía Blanca". 2004
Una importante cantidad de sus obras han sido adquiridas para exposición en "Galería de Arte Popular y Contemporáneo" de Playa del Carmen, Quintana Roo, Méjico. 2004
Fueron adquiridas el total de obras que formaron exposición individual en Punta del Este. Uruguay.
Actualmente desde hace 10 años es corresponsal y colaborador en la mítica Revista Cultural "Lilith", editada en Buenos Aires, publicación a nivel nacional y se exporta a distintos países.
Participó en el "Premio Argentino de Artes Visuales", sección pintura, 2005.
Es autor y editor junto al poeta Oscar Moviglia del libro "Sobrevivencias" de pinturas y poemas. El libro fue declarado de "interés municipal" por la Dirección General de Cultura de Necochea; y se le otorgó la "Faja de Honor" por la S.E.P. (Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires) al mejor libro editado del año 2005/2006, La Plata.
Además creó movimientos culturales, fue nombrado Director de Arte en el complejo veraniego "Arenas Verdes", del partido de Lobería, participó de varios salones de pintura, creó el primer "Taller Recreativo al Natural" del Paraje veraniego Arenas Verdes, participó en ferias de diseño, etc.
Creó la "1era. muestra itinerante-ambulante de pintura", repartidas en mas de 2000 domicilios.
Creó el "Movimiento cultural 2009" donde coordinó exposiciones de distintos artistas.
Incursionó también en la ambientación de espacios recreativos artísticos-artesanales de interiores.
Muestra en parte de su obra el sentido trágico de la vida en continua mestura con lo místico. Sutilmente, la soledad y la búsqueda ilusoria de la felicidad, son temas recurrentes. Extrañamente, posee todas las condiciones para ser feliz y a su modo realmente lo es, pero el universo de la creación tiene otros atajos que no pasan necesariamente por la experiencia.
Perdidos en enormes espacios vacíos, los solitarios e indefensos personajes de Ovadía reaparecen en escenografías (extraterrestres-galácticas) abandonadas y se aferran vanamente a una última ilusión.
Refugios abandonados, lugares que finalmente no sirven de abrigo.
Lo que plantea éste artista obsesivamente en su obra es que el amor es, sin duda, su camino de salvación, el lazo de unión con la vida; y la falta de amor, la sentencia a una agonía cruenta, el anonadamiento del ser, la angustia de caer en la nada.
La obra de éste artista tiene una fuerte connotación poética, es muy evidente en algunos de sus títulos.
Se dice que la poesía sirve para mantener el mágico poder del amor. Y él es consciente de ese poder. Usa algunos instrumentos de esa magia. Su trabajo es "Manipular elementos poéticos".
Para realizar su obra de arte Marcelo tiene demasiadas herramientas y usa la justa para el clavo justo.
Manipular es además dosificar, encontrar el punto en el cuál la obra no se satura y el espectador puede completar con su propia carga poética ese material que Ovadía le brinda.
Hay que ser alquimista para que se encuentren la magia de uno con la magia de los demás; y de hecho éste artista lo logra ampliamente.

Cuando pinto apunto a tratar de reflejar la percepción del hombre con su entorno. Hay una confusión en cuanto a que percibir es traducir literalmente lo que se está viendo. El objeto de la pintura es percibir la memoria de las sensaciones que se tuvieron frente a los paisajes, a las personas o a las cosas.
Mi obra la encuadro dentro del expresionismo con inclinación surrealista, a veces no figurativo, pero si tengo necesidad, hago figuración, en cuanto a pintar una figura humana. Los artístas disponemos de un registro de posibilidades expresivas. Entonces esas posibilidades nos permiten expresar los estados de ánimo de acuerdo a los lenguajes que nos sean necesarios.
MARCELO OVADÍA

OBRAS